Deputaci�n da Coru�a Deputaci�n da Coru�a
Unha deputaci�n � servicio da provincia 24 horas � servicio da provincia A Coru�a por concellos Un destino compartido Fomentar, promover, conservar, difundir a nosa cultura, a nosa arte, as nosas tradici�ns e honrar �s nosos personaxes ilustres Facer turismo na Coru�a
�ltimas novas Directorio de enderezos de correo Busca Axuda Suxesti�ns

Castellano Gallego

... Ordenanzas y Reglamentos
Nueva Búsqueda

Ordes - ORDENANZA DA POSESIN DE ANIMAIS DOMSTICOS

Publicación provisional : 09-02-2009 BOP N 32 -- Publicación definitiva : 28-03-2009 BOP N 71
Redacción Aplicable desde 17-04-2009

Redacciones Redacciones
 - TTULO I.
 - Artculo 1.
 - Artculo 2.
 - TITULO II. Perros.
 - Artculo 3.
 - Artculo 4.
 - Artculo 5.
 - Artculo 6.
 - Artculo 7.
 - Artculo 8.
 - Artculo 9.
 - Artculo 10.
 - Artculo 11.
 - Artculo 12.
 - Artculo 13.
 - Artculo 14.
 - Artculo 15.
 - Artculo 16.
 - Artculo 17.
 - TITULO III. Responsabilidades
 - Artculo 18.
 - Artculo 19.
 - TTULO IV. Infracciones
 - Artculo 20.
 - Artculo 21.
 - Artculo 22.
 - DISPOSICIN FINAL.
   
  TTULO I.  
 

   
  Artculo 1.  
 

Constituye el objeto de la presente Ordenanza la regulacin de la tenencia de animales domsticos en su convivencia humana, para hacerla compatible con la seguridad y bienestar de las personas y bienes y de otros animales, sin perjuicio de la legislacin aplicable con carcter general.

   
  Artculo 2.  
 

Se entiende por animales domsticos, a los efectos de esta Ordenanza, aquellos pertenecientes a especies que el hombre mantiene para la compaa o cra para obtener recursos.
La tenencia de animales de compaa en viviendas urbanas estar condicionada a las circunstancias higinicas ptimas para su alojamiento y a la ausencia de riesgos sanitarios y a la inexistencia de molestias evidentes y constatables para los vecinos.
Corresponde al Ayuntamiento la gestin de las acciones pertinentes y, en su caso, la iniciacin del oportuno expediente de desalojo del animal.
Los propietarios de animales de compaa denunciados por ocasionar sus animales molestias a los vecinos, una vez comprobada la veracidad de la denuncia, tomarn las medidas necesarias para que cesen de forma efectiva dichas molestias.
Una vez apercibidos los propietarios por escrito, de las molestias denunciadas, si estas se mantienen o se repiten, se proceder a la instruccin de expediente sancionador por incumplimiento de las normas de convivencia.

   
  TITULO II. Perros.  
 

   
  Artculo 3.  
 

Es obligatoria la inscripcin de todos los perros en el Registro del Ayuntamiento. Cualquier alta o baja deber ponerse en conocimiento del Ayuntamiento en el plazo de cuarenta y ocho horas desde que sta se produzca. Dicha obligacin corresponde al propietario del perro.

   
  Artculo 4.  
 

En caso de alta, ser necesario proceder a la vacunacin y reconocimiento por un servicio veterinario pblico o privado, que facilitarn la correspondiente documentacin y chapa de identidad.

   
  Artculo 5.  
 

En el supuesto de baja por fallecimiento se estarn a las rdenes que dicte el facultativo, quien, previo reconocimiento, indicar el lugar y mtodo de enterramiento por parte del propietario.

   
  Artculo 6.  
 

Los propietarios o poseedores de los perros residentes en el trmino municipal estn obligados a iniciar la vacunacin antirrbica de los mismos al alcanzar estos los cuatro meses de edad y a continuar con el calendario de revacunacin establecido.
Estas vacunaciones constarn en el correspondiente documento sanitario de identificacin animal que quedar bajo la responsabilidad del propietario o poseedor del perro. La vacunacin podr ser efectuada por los servicios municipales o por clnicas veterinarias o profesionales particulares. En estos ltimos casos, aqullas o stos, estn obligados a notificar las vacunaciones realizadas a los servicios sanitarios municipales en el plazo mximo de ocho das.
Una vez vacunados, a todos los perros se les colocar un chip de identificacin.

   
  Artculo 7.  
 

Las personas mordidas por un perro debern comunicar el hecho a los servicios sanitarios municipales, adjuntando el parte mdico correspondiente.
Los propietarios o poseedores de perros mordedores estn obligados a facilitar los datos del animal implicado a la persona agredida o a sus representantes legales y a las autoridades competentes que los soliciten. Adems, quedan obligados a retener al animal en su albergue habitual hasta su recogida por los servicios sanitarios, prohibindose expresamente cualquier traslado del mismo o causar su muerte.
Los servicios sanitarios municipales trasladarn el animal mordedor que ser sometido a reconocimiento y vigilancia sanitaria durante el tiempo legalmente establecido as como a la actualizacin, si procediera, de la vacunacin obligatoria.
Asimismo, cuando el propietario o poseedor de un perro sospeche de sntomas de rabia o si por tal motivo muere el animal, lo notificar a los servicios sanitarios municipales al objeto de establecer la conducta sanitaria a seguir.

   
  Artculo 8.  
 

Los propietarios de perros se obligan a requerir asistencia veterinaria ante sntomas de enfermedad, parsitos o heridas en el animal, antes de las veinticuatro horas desde su aparicin, aplicndose el tratamiento que se seale.
En el supuesto de certificarse enfermedad contagiosa, el perro quedar aislado al efecto, hasta que se certifique que tal circunstancia ha desaparecido.

   
  Artculo 9.  
 

En cualquier zona del trmino municipal est prohibida la circulacin de perros sin collar o carentes de chip de identidad y vacunacin del ao en curso, pudiendo sustituirse por la presentacin de la tarjeta de identificacin canina en la que se refleje el nombre del propietario y el nmero de identificacin, as como la fecha de vacunacin.

   
  Artculo 10.  
 

Se prohbe con carcter general la permanencia continuada de los perros en los espacios exteriores de las viviendas, como galeras, terrazas o anlogos. Los propietarios podrn ser denunciados si el animal permanece a la intemperie en condiciones climticas adversas a su propia naturaleza.
Se prohbe la circulacin de perros sueltos en el casco urbano, los cuales no podrn acceder libremente a las vas y espacios pblicos. En estas zonas los perros debern circular obligatoriamente sujetos por una persona responsable, mediante correa resistente o cadena con longitud mxima de 1,50 metros y necesariamente provistos de bozal. Circularn evitando causar molestias a las personas; en los jardines y los parques se evitar acercarse a los juegos infantiles, penetrar en los macizos de csped o ajardinados, en los estanques o fuentes.
Queda prohibido que los animales beban en las fuentes destinadas a beber las personas y que se baen en las fuentes y estanques pblicos.
Ser responsabilidad de los propietarios o poseedores de animales el adoptar las medidas necesarias para que stos no puedan acceder libremente, sin ser conducidos, al exterior de las viviendas o locales.
Aquellos animales que circulen libremente fuera de la vivienda de su propietario o poseedor, tendrn consideracin de animales presuntamente abandonados cuya captura podrn realizar los servicios municipales, siendo competencia del Ayuntamiento el destino final de los mismos cuando no sean reclamados en los plazos legalmente establecidos.
Los propietarios o poseedores de animales que no deseen continuar con su propiedad debern entregarlos al Ayuntamiento, quedando prohibido el abandonarlos en cualquier punto del trmino municipal, tanto en espacios abiertos como en fincas o locales cerrados.

   
  Artculo 11.  
 

Queda expresamente prohibida la entrada y permanencia de animales en toda clase de locales destinados a la fabricacin, manipulacin y almacenamiento de alimentos, as como en los vehculos dedicados al transporte de los mismos.
Del mismo modo, queda prohibida la entrada y permanencia de animales en establecimientos dedicados a la venta o consumo de alimentos, a excepcin de los perros gua acompaando a deficientes visuales.

   
  Artculo 12.  
 

No se autoriza el acceso de animales a locales de espectculos pblicos, deportivos y culturales as como a las piscinas de uso pblico.
Del mismo modo se prohbe el acceso de animales a los centros sanitarios y a los centros de enseanza.
Quedan exentos de las prohibiciones expresas en este artculo los perros-gua acompaando a deficientes visuales.

   
  Artculo 13.  
 

Queda a criterio de los propietarios de establecimientos de hospedaje y de aquellos no dedicados a la alimentacin, con independencia de su clase o categora, prohibir la entrada y permanencia de animales en ellos, debindole sealar visiblemente en la entrada al local.
En cualquier caso, esta prohibicin no afectar a los perros-gua acompaando a deficientes visuales.

   
  Artculo 14.  
 

Dentro del trmino municipal, en las zonas fuera del casco urbano, los perros podrn circular simplemente provistos de bozal, sin que sea necesario correa o cadena, siempre que vayan acompaados de persona responsable.
No obstante, la persona responsable que acompae al perro deber llevar consigo una correa o cadena que rena las condiciones establecidas en el artculo anterior, para sujetar al perro siempre que ste pueda ocasionar molestias a las personas o daos a stas, o a otros animales, o a las cosas, las vas y los espacios pblicos y el medio natural en general.

   
  Artculo 15. 
 

Queda prohibida la tenencia de animales en aquellos lugares en que no pueda ejercerse sobre los mismos un adecuado control por sus responsables. El poseedor de un animal adoptar las medidas necesarias para que no cause dao ni moleste a terceras personas o sus bienes.
Las personas que circulen con perros estn obligadas a impedir que estos hagan sus deposiciones sobre aceras, calzadas, parterres, zonas verdes y dems elementos de va pblica o privada de uso pblico destinados preferentemente al paso o juego de los ciudadanos.
El conductor del perro estar obligado a recoger y retirar los excrementos producidos en los lugares descritos en el prrafo anterior depositndolos, convenientemente envueltos, en los contenedores situados en la va pblica y responsabilizndose de la limpieza de la zona ensuciada.
Se permitir que los perros puedan hacer sus deposiciones, en los lugares del trmino municipal especialmente habilitados para ello.

   
  Artculo 16.  
 

Los perros guardianes de solares, obras, locales, establecimientos, etc. , debern estar bajo la vigilancia de sus dueos o personas responsables a fin de que no puedan causar daos a personas o cosas, ni perturbar la tranquilidad ciudadana en horas nocturnas. En todo caso deber advertirse mediante placas claramente legibles y colocadas de forma visible en todas las entradas al recinto vigilado la existencia del perro.
En ausencia del poseedor o propietario, podrn permanecer sueltos, si el solar, obra o local u establecimiento est perfectamente cerrado a la va pblica y de forma que el perro no pueda saltar al exterior de la cerca.
En el caso de los perros que han de permanecer la mayor parte del tiempo atados, la longitud de atada no podr ser inferior a tres veces la longitud del animal, tomando esta desde el hocico hasta el nacimiento de la cola.
En todo caso es obligatorio dejarlos libres una hora al da como mnimo, para que puedan hacer ejercicio, salvo que la longitud del sistema de sujecin de atado sea superior a diez veces la longitud del animal, en cuyo caso debern dejarlo libre tres horas semanales.

   
  Artculo 17.  
 

Sin perjuicio de las normas de derecho civil, se considerar abandonados a aquellos perros que carezcan de cualquier tipo de identificacin de su origen o de su propietario y que no vayan acompaados de persona alguna. El Ayuntamiento se har cargo del animal hasta que sea recuperado, cedido o sacrificado por un veterinario en los plazos y mtodos que establezca la normativa.
Los animales presuntamente abandonados debern ser retenidos durante al menos cinco das para tratar de localizar a su dueo.
Con el fin de la cesin de animales abandonados, se abrir una lista de peticionarios en el Ayuntamiento y se har la cesin de los animales por riguroso orden de peticin, previo compromiso de cumplir todo lo establecido en la ordenanza.
Si el animal recogido fuera identificado, se pondr en conocimiento de su propietario, para que en el plazo de cinco das pueda recuperarlo, previo abono de los gastos que haya ocasionado su custodia y mantenimiento, as como las vacunaciones en su caso, o tratamientos sanitarios y que se determinarn en la ordenanza fiscal correspondiente. Transcurrido dicho plazo sin ser retirado se considerar al animal abandonado dndole el destino que proceda, sin perjuicio de las responsabilidades a que hubiere lugar por el abandono del mismo.
Si para la recogida del animal hubiera sido necesaria su inmovilizacin mediante la utilizacin de un dardo anestsico, los gastos ocasionados corrern por cuenta de su propietario.
Si el propietario de un animal de compaa no pudiera hacerse cargo del mismo por razones fundamentadas, se proceder a su recogida y traslado por los servicios municipales, junto con la documentacin del animal, siendo a cargo del propietario los gastos ocasionados por este servicio municipal. Dicho animal ser considerado desde ese momento como animal vagabundo a efectos legales, pudiendo en este caso ser cedido a un nuevo propietario en el momento en que aparezca.
En el caso de que un animal recogido no estuviera identificado con microchip y se localizara a su dueo, o se procediera a su adopcin, el propietario o el adoptante estar obligado a identificarlo con microchip y a ponerle la vacuna contra la rabia en un plazo mximo de 72 horas desde su recogida, presentando la documentacin acreditativa de que se ha realizado en la Concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento en el plazo indicado anteriormente.
Quien encontrase un animal abandonado deber comunicarlo en el plazo de cinco das al Ayuntamiento del municipio donde estuviese el animal.

   
  TITULO III. Responsabilidades  
 

   
  Artculo 18.  
 

El poseedor de un animal tendr la obligacin de mantenerlo en buenas condiciones higinico sanitarias, procurndole instalaciones adecuadas para su cobijo, proporcionndole alimentacin y bebida, dndole oportunidad de ejercicio fsico y atendindole de acuerdo con sus necesidades fisiolgicas y etolgicas en funcin de su especie y raza y cumplimentar las formalidades administrativas que en cada caso procedan. Asimismo debern realizar los tratamientos sanitarios declarados obligatorios.

   
  Artculo 19.  
 

Sin perjuicio de la responsabilidad subsidiaria del propietario, el poseedor del animal:
a) Es responsable de los daos, perjuicios y molestias, que ocasione a las personas, las vas y los espacios pblicos y al medio natural en general, de acuerdo con la Ley aplicable en cada caso.
b) Asimismo, es responsable de adoptar las medidas necesarias para impedir que los animales ensucien las vas y los espacios pblicos.
c) De igual modo es responsable de acallar, de forma inmediata, los ladridos y alborotos producidos por sus animales, especialmente cuando ocurra entre las veintids y las ocho horas, tomando medidas para evitar en lo sucesivo estas molestias al vecindario.

   
  TTULO IV. Infracciones  
 

   
  Artculo 20.  
 

Ser infraccin administrativa el incumplimiento de las obligaciones, prohibiciones y requisitos establecidos en la presente ordenanza, as como de las condiciones impuestas en las autorizaciones administrativas otorgadas a su amparo.
1. A los efectos de esta Ordenanza, las infracciones se clasifican en leves, graves y muy graves.
2. Son infracciones leves:
a) La posesin de un animal de compaa no censado
b) El incumplimiento de la normativa sobre identificacin de animales o la no posesin de la identificacin.
c) Llevar los perros en espacios pblicos urbanos sin ser conducidos mediante correa o cadena y sin bozal.
d) Ensuciar y no limpiar las deyecciones de los animales de compaa en los espacios pblicos.
e) No llevar bozal aquellos perros que circulen en las zonas del municipio clasificadas como suelo urbano.
f) No acallar los ladridos de los perros de su propiedad, especialmente cuando ocurra entre las veintids y las ocho horas.
g) Cualquier otro incumplimiento de lo establecido en esta ordenanza que no tenga la consideracin de infraccin grave o muy grave.
3. Son infracciones graves:
a) El mantenimiento de los animales sin la alimentacin necesaria.
b) El mantenimiento de los animales en instalaciones inadecuadas desde el punto de vista higinico sanitario o en condiciones higinico-sanitarias indebidas.
c) La esterilizacin, la prctica de mutilaciones y el sacrificio de animales sin control veterinario o en contra de las condiciones y requisitos establecidos en la Ley.
d) La no vacunacin o la no realizacin a los animales de tratamientos declarados obligatorios por las autoridades sanitarias.
e) La no comunicacin a los servicios sanitarios oficiales de las enfermedades cuya declaracin resulte obligatoria.
f) Entrar con animales en locales de fabricacin, manipulacin o almacenamiento de alimentos.
g) La venta de animales con parsitos o enfermedades o sin certificado veterinario acreditativo de no padecer enfermedades.
4. Son infracciones muy graves:
a) El ensaamiento, maltrato y agresiones fsicas a los animales.
b) El abandono del animal vivo o muerto.
c) La reincidencia en la comisin de infracciones graves.

   
  Artculo 21.  
 

Las infracciones leves sern sancionadas con multa hasta de 300,00 euros; las graves, con multa de 301,00 a 600,00 euros y las muy graves, con multa de 601,00 a 1.000,00 euros.

   
  Artculo 22.  
 

La imposicin de cualquier sancin prevista en esta Ordenanza no excluye la responsabilidad civil y la eventual de indemnizacin por daos y perjuicios que puedan corresponder al sancionado.

   
  DISPOSICIN FINAL.  
 

Esta Ordenanza entrar en vigor cuando se cumplan los plazos sealados en el artculo 65.2 y artculo 70.2 de la Ley Reguladora de las Bases de Rgimen Local y seguir en vigor en tanto no se acuerde su modificacin o derogacin expresa.

Nota Legal Servicio de Asistencia Económica a Municipios