Responsables políticos locales del ámbito de la cultura

 
Mª Cruz Sabio
Concejala de cultura de Ortigueira (PP)
 
Xoán Pastor
Concejal de cultura de Porto do Son (PSOE)
Moderadores
Manuel P. Rúa (M.P.R.) Héctor M. Pose (H.P.)
 

Queríamos dar voz a la representación política municipal para analizar, después de un tiempo de experimentación de los distintos programas, como se recibe y se valora la labor municipal, el técnico, el día a día del funcionamiento institucional, participativo, de los equipamientos, etc., en diálogo entre los cargos electos.

M.P.R.: ¿Las programaciones de cultura de las administraciones públicas son de iniciativa municipal o tienen también influencia los colectivos organizados, la presión social, etc.?

C.S.: En mi ayuntamiento, es una cuestión entre ambas partes. Desde el ayuntamiento programamos pero siempre teniendo en cuenta las asociaciones y los colectivos en general. Nos encanta que nos presenten proyectos y siempre llevamos a cabo proyectos que nos presentan distintas asociaciones culturales, deportivas, musicales..., aunque después al final las asociaciones están muy dejadas, muy abandonadas, la gente se cansa de trabajar por amor al arte y acaban por no presentar ni proyectos ni nada y criticando as veces lo que hacemos los ayuntamientos.

X.P.: Pienso que hay negociación entre las partes. Lo prioritario para un político que se va a dedicar a la cultura debe ser el cumplir los objetivos que lleva en el programa de la legislatura. Naturalmente, sea por dinero o por el tiempo, no te llega, siempre llevas cosas de más en el programa. En cuanto a la presión social, en los municipios pequeños como es mi caso, acostumbra a haber poca presión social, menos alguna asociación cultural que tenga fuerza específica sobre una parte de la población, pero sabéis que las asociaciones empiezan siendo una cosa...

M.P.R.: ...

X.P.: ...y corren el peligro de estar manipuladas por una facción política o por una persona, entonces hay que ver que las asociaciones no sean meras correas de transmisión de un partido político, no se si eso pasa en tu ayuntamiento...

C.S.: En mi ayuntamiento no, entre otras cosas porque yo pienso que la cultura tiene que estar separada de la política. Como bien dices, tienes que cumplir tu programa, por eso lo llevas y para eso te votaron. En lo tocante a las asociaciones, que sean de un partido o de otro y que puedan hacer presiones, si realmente tienen razón y veo que estoy equivocada, no me importa rectificar, tampoco tenemos tantas asociaciones que den esos problemas.

X.P.: Por supuesto, o si presentan algunas iniciativas que tú no llevas o que quieren que se haga...

C.S.: No me importa, al contrario.

X.P.: Y también, sea por iniciativas propias o de la propia gente, tienes que ver que es lo que quieren, y no caer sólo en lo rutinario, puedes traer una cultura de elite pero a lo mejor el pueblo quiere una cultura rural, pero tampoco puedes dejar que sea sólo la fiesta, la juerga, que no puedas ir metiendo una obrilla de teatro o una conferencia, una presentación de un libro, mismo allí donde se hace esa fiesta.

C.S.: Sí, sobre todo mostrar cosas nuevas, ir introduciendo cosas que pueden ser interesantes.

M.P.R.: Si levantáramos un poco la óptica, más allá de vuestros respectivos ayuntamientos, y nos refiriésemos a Galicia, sobre las programaciones culturales municipales en general, ¿cómo las valoráis?

C.S.: Pienso que ofrecemos demasiadas cosas, y por eso la gente a veces deja de participar, quizá está demasiado saturada. Hoy tenemos todo en Internet, hay cine para todo el mundo, todo el mundo se escapa para las grandes áreas, entonces la gente tiene como de todo, y a veces puedes encontrarte con el teatro medio vacío.

X.P.: En Porto do Son, que es una población pequeña de 3.000 habitantes, no nos sucede. Puede haber una juventud que escape a Ribeira o a Noia, que son poblaciones de unos 20.000 o 30.000 habitantes, que tienen más movimiento, pero después a nivel de gente más mayor, cuando programas un acto, un teatro o un concierto, depende también de los actos que pueda haber en los ayuntamientos más próximos o mismo tienes que pensar siempre en las parroquias, en la misa que hay, se hay algún cabo de año, siempre tienes que ir vadeando, mismo los ensayos que tienen las corales, que mueven mucha gente, a lo mejor son 40 o 50 personas, si pones un acto a las ocho de la noche, es gente mayor, e “no te venimos porque lo tienes que poner más tarde porque tenemos ensayo...”

C.S.: Vosotros tenéis mucha juventud, nosotros es que hay muy poca juventud porque la que hay se escapa y está asentada en Coruña, Ferrol, Santiago, está estudiando, tienes que programar para gente mayor.

M.P.R.: ¿La planificación es una teoría, una palabra que queda muy bonita pero no se da aplicado...?, ¿hay o no planificación, objetivos, diagnóstico...?

C.S.: Nosotros planificamos durante todo el año, después, claro, hay altos y bajos, los presupuestos no llegan, te quedan un poco en el aire..., yo el año pasado intenté hacer un festival rock porque tenía un grupo de chavales, gente joven que te pide, parece que no te puedes negar..., lo hice habrá dos años, y no salió bien, había muy poca gente. Pero claro, jóvenes entre 15 y 16 años..., a mi me apetece colaborar con ellos y hacer un poco lo que te piden para que tengan también la ilusión de participar, pero sigue sin arrancar...

X.P.: Sí, planificar... todos planificamos, pero después lo de levarlo a la práctica es otra cosa, muchas veces depende de las subvenciones que vas a tener en ese momento, tú puedes planificar más o menos como lo que has hecho el año pasado, más o menos...

C.S.: O mejor, incluso

X.P.: O mejor. Pero conseguir todo eso que planificas es bastante difícil. La teoría es muy bonita, nos gusta hacer, pero después llevarlo a cabo no es lo mismo, o mismo pueden aparecer conflictos internos con los compañeros: rompe un tubo de agua y hay que invertir tantos canto dinero para esos tubos..., entonces, sabes que el dinero es todos de todos y, si hay necesidades, ya sabes a quién nos lo van a quitar.

C.S.: En todos los ayuntamientos hay prioridades, y si no tienen agua en las casas desde luego que se saque toda la cultura. Esa es la realidad.

M.P.R.: A casi treinta años ya de las primeras corporaciones democráticas, en términos comparativos, ¿la cultura forma parte del tronco principal de los ayuntamientos o sigue siendo de la periferia?

X.P.: Cultura siempre es como e hermano pequeño o el primo, el primo pobre al que le queda una parte: de lo que nos queda, le damos algo, un poquito aquí, otro poquito allí...

C.S.: Vamos a invertir en la publicación de un libro, de una guía, de lo que sea. ¡Ay!, pero si aún falta de hacer no se que..., y el libro o la guía, claro, quedan para después.

X.P.: Hay que tener en cuenta que muchos municipios no tienen o no tenían hasta hoy una tradición cultural de base. Yo cuando llegué al Ayuntamiento, cultura era el Carnaval, cuatro festivales, el festival de fin de curso de los chicos, la presentación de un amigo, una jornada de otro amigo, y para. La gente estaba acostumbrada a que las exposiciones, por ejemplo, fueran en la época estival cuando venían los turistas, cuando más gente hay, tanto locales como de fuera. La gente no estaba acostumbrada, por ejemplo, en marzo, enero o febrero, ir a una exposición de óleos, muebles o de lo que sea.

C.S.: Cultura es mucho más. Nosotros ahora, por ejemplo, estamos trabajando mucho en la recuperación del patrimonio histórico, del archivo municipal, del archivo histórico, tenemos una persona -a parte de tener los becarios que nos da la Xunta- trabajando constantemente en el archivo, organizando todo el material que teníamos en un perfecto caos, se hacía hasta fuego donde estaba el archivo, con eso digo todo.

M.P.R.: Y eso que dice alguien que los libros arden mal...

C.S.: Pues estos ardían como estopa. Cultura es más amplia que todas estas actividades.

X.P.: La cultura popular, la cultura etnográfica, la cultura del pueblo la puedes seguir vertiendo sin que eso no sea un freno para lo actual, para la novedad, una presentación de un libro, unas conferencias...

C.S.: Que puedas compaginar...

M.P.R.: Cultura tiene, o debería tener, mucho que ver con urbanismo, con Bienestar Social, con Turismo, con Juventud, etc. O eso dicen los manuales. Pero en realidad, ¿hay coordinación real con otras áreas de la administración?

C.S.: Dentro del ayuntamiento sí, y a nivel de la Xunta, no.

X.P.: Y no sé si hay...

C.S.: Algo sí, con Turismo...

X.P.: ¿Tú llevas Cultura sólo?

C.S.: Cultura y Comunicación Social.

X.P.: Yo sólo llevo Cultura, ni festejos ni...

C.S.: ¡Ah, claro!, festejos nosotros los tenemos absorbidos también dentro, en las fiestas populares.

X.P.: Sí, las fiestas populares, eso sí también lo llevo yo. Pero, relacionado con cultura y turismo o cultura y educación o esas áreas, es más fácil esa relación cuando es una persona la que lleva el área, que cuando son varias y una lleva turismo, otra deportes, otra educación..., y en vez de ver de abrirte y colaborar..., yo siempre lo hice, tanto en turismo como en deportes como en educación, y lo sigo haciendo..., no sé en el tuyo, en mi caso sucedía así.

C.S.: La relación con los compañeros, sobre todo es con turismo. Acostumbro a ir a las reuniones, estoy muy metida también en el tema de turismo. Y en educación pues hay otra compañera y tampoco tengo problema, al contrario.

X.P.: ¿No tienes ningún problema con ella?

C.S.: Nunca, no. Nos llevamos bien hacemos las programaciones juntas: si tú vas a traer esto yo ya no traigo lo otro, trabajamos juntas.

X.P.: Eso es lo que hecho yo de menos, yo puedo llamar a los directores de los colegios pero lo que no puedo es pasar por encima de un compañero que lleva educación, quiero hacer grandes cosas pero le digo a mi compañera “Mira, vamos a hacer esto...”, “¡Bah!, pasa”. Y si pasa, tú lo quieres hacer, tienes la posibilidad de hacerlo y lo haces. Pues eso es a lo que me refiero. Y otra cosa. Estamos hablando de lo que serían gobiernos del mismo partido, pero puede haber gobiernos, que hay, de distintos partidos, que uno lleve cultura, otro turismo y otro educación...

C.S.: Ya ni te cuento...

M.P.R.: Y en general la experiencia que escucháis de vuestros colegas es similar, o sea que la coordinación ¿es más bien poca?

C.S.: En mi caso ya te digo, considero que estamos bastante bien coordinados porque lo hablamos y no tenemos gran problema.

H.P.: Pero para ti, ¿coordinación qué es?

C.S.: Pues cuando preparamos cualquier actividad, los presupuestos en conjunto, si tú vas a meter la guía, por poner un caso, de turismo, dentro de Turismo, pues yo ya no dejo dinero para publicar esa guía. “No, pero yo quiero meter tal...”, pues entonces lo meto en cultura. Esa es la coordinación.

X.P.: Yo también lo echo en falta, lo que no puedo es saber por la prensa que turismo sacó una guía, y ver después un día por el ayuntamiento esa guía, donde hay un apartado que pone la cultura de Porto do Son y tú ves que no, que le falta algo. Eso es lo que no puede ser.

C.S.: Yo, a lo mejor, de la parte que menos sé es de urbanismo pero porque no estoy yo tan metida, como lo lleva el alcalde, pues va más de la mano de él. Pero del resto, con los demás compañeros...

M.P.R.: Y si hablamos de la coordinación un poco por encima del ayuntamiento, es decir, ¿la coordinación con la Diputación con la Xunta, etc.?

H.P.: Con los ayuntamientos limítrofes...

C.S.: Con los ayuntamientos limítrofes, regular.

X.P.: Depende de lo que sea lo que nos une con los ayuntamientos limítrofes. En la comarca del Barbanza me estoy refiriendo a Noia, Outes, Lousame, Ribeira, Boiro, Rianxo, A Pobra, Porto do Son, y también Muros que nos queda un poquito más lejos. Todos de distinto grupo político, nos une a todos una asociación que surgió hay dos años, que es la Asociación Cultural Barbantia, que todos los ayuntamientos apoyaron, y se hacen actos conjuntos, cada mes en un edificio, pero nos une a todos, hay un proyecto en común que gira alrededor de esa asociación que es la que coordina más o menos.

C.S.: ¿De todos los ayuntamientos?

X.P.: De todos los ayuntamientos.

C.S.: ¿Y las subvenciones...?

X.P.: A parte de subvenciones de la Consejería de Cultura o de la propia Diputación, cuando hay que editar un libro o unas actas, cada ayuntamiento no es que aporte pero coge un número de ejemplares que hace que se pueda llevar a cabo el acto.

C.S.: Nosotros no nos pondríamos de acuerdo.

H.P.: ¿Por qué?

C.S.: Porque son maneras diferentes de ver, no sé..., los ayuntamientos limítrofes..., la Comarca del Ortegal, está constituida por los ayuntamientos de Mañón, Cerdido, Cariño y Ortigueira. Y cada un, pues...., yo intenté, ya hay varios años, con las actividades musicales, si traíamos un grupo de fuera, que pasara por los cuatro ayuntamientos, nos salía más barato, hablé con Viveiro y con Ribadeo, que quedaban más lejos, y tuvo una buena acogida por el alcalde de Ribadeo, y sin embargo los ayuntamientos que tenía allí pegados, ni hablar. Y te estoy hablando de otras siglas políticas, por eso te digo que la cultura no tiene nada que ver con la política. La cultura es cultura.

H.P.: ¿Cuál creéis vosotros que es la razón o razones de que no halla esa labor de coordinación y colaboración intermunicipal?

C.S.: Yo no sé si es por esos celos de ser tú el que vas a organizar o lo que vas a decir. Y no se trata de organizar pero claro como ves que te lo presentan desde el ayuntamiento, a no ser que tú quieras traerlo por la tu cuenta. A veces hay problemas de protagonismo. Cuando estamos ya con esas reminiscencias y con esas tonterías y que no puede ser.

X.P.: Lo que ve cada uno en el ayuntamiento y que primero es lo suyo, primero es lo local y que no vengan los de fuera a quitarnos lo nuestro. Eso es lo que hay que ir cambiando poco a poco, da igual del color político que seas.

C.S.: En los pueblos limítrofes siempre hay alguna rivalidad que ya viene de lejos, que no se da saldado, no sé qué pasa...

X.P.: Eso también pasa en las propias parroquias, hay que ir educando a la gente, tienen que ver a los alcaldes de distinto color político sentados allí, no pasa nada...

M.P.R.: Parece que políticos y técnicos son dos parroquias o dos sindicatos que están a uno y a otro lado del río, no sé cómo lo valoráis vosotros.

C.S.: El técnico se tiene que preocupar de programar, de ver cosas, pero a veces piensa que el político es el que tiene que gestionar el dinero, tiene que conseguir ese dinero, entonces ahí es donde pueden surgir los problemas.

X.P.: El mío sería un caso extraño porque estoy en el ayuntamiento y desde el primer día que entré es como si hiciese de técnico porque no había. Hasta el año pasado, cuando la Diputación sacó plazas de técnicos de los ayuntamientos que no tenían, y entró una chica a echar una mano. Pero los tres años anteriores no había nadie, el concejal llevaba la planificación, ponía el micrófono en los actos, las sillas...

Un técnico cultural es muy importante, pero sería deseable mayor limpieza democrática, y pongo casos conocidos: primero no hay una plaza, se contrata a una persona para técnico o lo que sea, lleva X tiempo, después se saca una plaza a concurso público, que estarás de acuerdo conmigo...

C.S.: A ver...

X.P.: ...que se saca la plaza para esa persona que ya está, que normalmente son los que quedan. Se sacan unas oposiciones con el perfil de la persona que está, para que sea él el más adecuado, lo que hace que otra gente diga “no me presento porque la plaza ya está dada”, y a lo mejor mucha gente útil no se presenta a esas plazas por ese motivo.

C.S.: Pero también si tú sacas un perfil de esa persona, será que es muy buena y que te conviene tenerla, lo que no vas a hacer es cargar con...

X.P.: ...a lo mejor es muy buena para ti, pero para el siguiente concejal que viene..., o, visto desde fuera, a lo mejor no es buena. Sé que estamos en una democracia pero todos sabemos como va esto y en la Administración siempre está “alguien conocido de alguien”. La ley de contratación debería ser más transparente, yo no sé cómo valorar esto, qué perfil de técnico hay, que estudios tienen los técnicos, hay de todo...

C.S.: Sí, hay de todo.

X.P.: Puede haber técnicos muy buenos, muy formados y que trabajan, y también gente que está por estar y organizar lo que hay que organizar.

M.P.R.: En la administración pública, normalmente, un arquitecto trabaja de arquitecto y un policía como policía, pero en cultura hay que tener un perfil muy amplio. Si la limpieza democrática significa acotar el campo, para vosotros, ¿cuál sería el perfil del técnico de cultura?

X.P.: No sé. Eso..., tendría que haber una licenciatura específica.

C.S.: O un compendio de muchas licenciaturas.

X.P.: Como ocurre en Cataluña, que no hay titulación específica para ser técnico en cultura, pero no como aquí que el alcalde tiene un primo o un amigo, y le dice “oye, necesito trabajar” y lo mete allí, pasan tres años y le saca una plaza y se queda ahí...

C.S.: Y a lo mejor es un biólogo. Es una concejalía donde se trabaja los fines de semana, festivos, y tienes que tener mucha dedicación.

M.P.R.: Durante toda esta época democrática fueron precisos auditorios, edificios multiusos, bibliotecas, etc. El debate siempre se liga a si eran adecuados o no, si están bien situados o no, si los usos se corresponden a lo que se esperaba, si funciona bien, etc. ¿Qué opináis sobre los equipamientos?

C.S.: Nosotros optamos por recuperar todas las escuelas de indianos que teníamos, entonces casi en todas las parroquias hay un centro social. Luego tenemos el Teatro de Beneficencia ya a nivel de todo el ayuntamiento, un lugar fabuloso donde puedes hacer teatro, música..., tenemos bibliotecas, en Ortigueira pienso que se han aprovechado bien los recursos que fuimos consiguiendo.

X.P.: A veces puedes tener ocho o diez parroquias con un local social o una casa de la cultura en cada una, pero si no las llenas de contenidos, por muy bonito que sea y muy buenas infraestructuras que tengas, si la gente de ese sitio no las usa, no te vale para nada.

H.P.: Sobre bibliotecas municipales, agencias de lectura, biblioteca escolar, etc., ¿cómo están vuestros ayuntamientos?

C.S.: En Ortigueira tenemos una biblioteca municipal que funciona de maravilla, con 1.200 socios y actividad permanente. Después tenemos alguna agencia de lectura en un nuevo centro social que está funcionando bien, tiene una persona al frente que le da mucha vida, trabaja mucho con los niños, tuvimos ya varios premios y pasan al rededor das cien personas diarias, que para un pueblo pequeño como Ortigueira...

X.P.: En nuestro ayuntamiento hay ocho casas de la cultura, cada una tiene una sala de lectura. Hay cuatro de ellas que están dentro de la red de bibliotecas de la Xunta, con su persona que las lleva y después las otras seis tienen sala de lectura pero no están dentro da red de la Xunta, los niños van allí, cogen su libro y lo llevan, hay un intercambio, están conectadas en red, hay un aula de informática en cada una de ellas con su conexión ADSL, se hacen actividades de animación a la lectura...

M.P.R.: Sobre el proyecto interea ¿qué creéis que hay que mejorar o criticar?

X.P.: Yo diría que lo que hay es que formarlos...

M.P.R.: ¿A quién?

X.P.: A los propios políticos...

C.S.: Que interea vaya a los ayuntamientos, que se mueva interea.

M.P.R.: Especificando un poco más...

C.S.: Que todas las reuniones vayan rotando por los distintos ayuntamientos. Conocernos todos los concejales es muy importante, y a lo mejor nosotros, entre nosotros, no tomamos contacto, pero a mí hoy me encantó estar aquí, me encantó conocerte, saber cómo trabajáis y hacer esta entrevista. A lo mejor, en mi comarca, si nos juntais a los cuatro concejales, viene mejor que sea a través de interea y acuden. En ese contexto, conocerse, hablar, trabajar... ver cosas.

X.P.: Yo propondría algo más, aún: que elijáis tres ayuntamientos de distinto color político, que les propongáis asesorarlos durante un año.

C.S.: Pioneros.

X.P.: O durante seis meses, “interea os va a asesorar en vuestro quehacer cultural, ayudar a programar...”, durante un año tres ayuntamientos distintos, a ver que pasa, y luego vemos qué funcionó y qué no, qué fue mejor qué no, y después evaluar esos ayuntamientos en interea, qué conseguimos o qué no conseguimos. Sería llevar a la práctica lo que proponéis para los ayuntamientos y para los políticos de tres ayuntamientos distintos.

H.P.: Los materiales que editamos son también pensando en vosotros, los políticos, ¿cómo los veis?

C.S.: La revista me gusta, a veces no la leo toda, me parece que es un buen trabajo, que viene un poco de todo, mezclado.

X.P.: Es una buena iniciativa porque yo puedo conocer mi comarca, lo que hace el del ayuntamiento del lado, pero a lo mejor no llegaría a saber lo que hace el del ayuntamiento de Ortigueira...

X.P.: En cuanto al otro tema, pensar: ¿cuántos políticos éramos en el último Foro de interea?, ¿cinco?

C.S.: Eran todos técnicos...

X.P.: ¿Cuántos ayuntamientos somos en la provincia de A Coruña? Noventa y seis... ¿Qué pasa con los demás?, no les interesa?, no quieren?, ahí tiene que suceder algo.

H.P.: ¿Qué creéis vosotros que pasa?

C.S.: Pues que falta práctica..., práctica de llevarlo, levarlo a la práctica.

X.P.: Hace unos días estaba yo con un alto cargo político y le decía: “tengo que ir a A Coruña a hacer unos cursos para interea”, “Tonterías, eso son tonterías...”. Si esta persona que está por encima dice que son tonterías, que no valen para nada, entonces tú que estás haciendo aquí?

C.S.: A lo mejor lo que le hace falta a interea es la práctica, bajarlo a la arena.

X.P.: Bajar a los ayuntamientos...

C.S.: Claro.

X.P.: Llevarlos a dar una vuelta, programar una excursión pero no les deis así interea visual porque le llega allí (la revista), pasan dos hojas y dicen “Llévala para la biblioteca”. ¿Cómo que para la biblioteca si esto viene para Educación y cultura?, es interea...

M.P.R.: Tanto la formación como la información que se hace en interea a lo mejor no caben en el mismo recipiente o formato para técnicos y políticos. El político tiene un interés, una formación distinta y el técnico tiene otra, no sé cómo lo veis vosotros.

X.P.: Si el político que lleva cultura le interesara la cultura realmente, ya no habría porqué hacer esa pregunta, ni que decirle ven al Foro y ven a interea, porque ya él preguntaría qué tenemos nosotros para poder formarnos, si é que queremos llevar esto medianamente bien, ¿non?

C.S.: Yo no pienso que políticos y técnicos tengan que ser distintos, viajamos en el mismo barco.

X.P.: Pero la participación de políticos es muy, muy pequeña.

H.P.: Y los cuadernos temáticos, ¿os parecen interesantes?, ¿los leéis?, ¿lo valoráis?

C.S.: Algunas cosas son técnicas pero si las lees y algo te resulta muy técnico terminas pasando y vas a la página siguiente o a otra cosa. A mí el material me parece bueno, y el soporte bueno y el que no lea esto pues tampoco se va a interesar por otra cosa.

 
 

   Atrás       Subir